lunes, 6 de junio de 2011

La catedral de mármol

Una joya entre Chile y Argentina, las cuevas de mármol en el lago Carrera oscilan entre cien mil azules e invitan a descubrir la flor secreta en el centro del dentellado laberinto
Entre aguas brillantes tornazul -zafiro, turquesa, aquamarina, lapislázuli- se erige una espectacular formación de cuevas. El mágico Lago Carrera que comparten Chile y Argentina acoge uno de lo más refinados templos naturales del orbe, una mandibula mística de mármol. Sólo aquí el agua es más azul que el cielo, de una dulzura resplandeciente. Las cuevas marmoreas, afiladas vulvas del invisible cuerpo celeste, forman anillos concéntricos invitando al centro infinito que yace debajo de los Andes, un laberinto cuyo secreto es una flor azul de hielo inmarcesible.

2 comentarios:

de petites choses dijo...

es espectacular en la foto,asi que en directo tiene que ser la caña.Un saludo!

Anónimo dijo...

esta en la patagonia chilena, región de aysen